Centro de negocios Eni, Italia

oct
2012
05

en Actualidad

No hay comentarios

BIG + sanProgetto trabaja con celosías y formas curvas para la fachada del centro de negocios Eni en Italia. Como Methanopolis comienza a fusionarse con San Donato, se inicia una transformación gradual del parque de oficinas a barrio urbano. Complejos industriales cercados comienzan a dar paso a un mayor número de secuencias urbanas de cuadras y plazas, calles y parques. Al redefinir su complejo industrial histórico, los nuevos edificios ENI serán un catalizador importante de esta transformación urbana de la industria a la ciudad. En lugar de una acumulación fragmentada de objetos singulares, se propone crear un bloque como perímetro urbano de paredes continuas y patios verdes. El patio se ondula a lo largo del perímetro del sitio creando un espacio de trabajo adaptado al paisaje urbano circundante y el flujo de personas.

El espacio de trabajo resultante combina la máxima flexibilidad con una variación continua. La envolvente del edificio es una membrana que filtra la luz del día hacia las áreas de trabajo. Un espacio de trabajo requiere la combinación paradójica de mucha luz del día y de la mínima exposición solar y deslumbramiento. La arquitectura resuelve este dilema al proponer una fachada que es al mismo tiempo de bajo mantenimiento, alto rendimiento y no mecánica.

La forma más sencilla y eficiente para la protección solar son las persianas exteriores. Sin embargo, como el sol se mueve a través del cielo, la posición ideal y la orientación de la persiana se desplaza de la vertical.

A medida que la geometría curvilínea del bloque perimetral cambia constantemente la orientación, la orientación ideal de las persianas cambia con ella. Como consecuencia, las fachadas son barridas en un patrón de variación continua de celosías lineales. Al igual que las ondas en el fondo del mar o las líneas de una huella digital humana, las persianas crean un patrón orgánico pero racional en la fachada, generada por el rendimiento óptimo de esta.

Definido por la latitud específica de Milán y de la geometría específica de la arquitectura de la fachada, se constituye una especie de respuesta universal a la luz del día y el sol – específicamente adaptados a las condiciones en términos de contexto, la cultura y el clima. El acabado en piedra arenisca, la fachada parece cambiar de sólido a transparente, de lo abstracto a lo concreto, de ligero a pesado.




Arquitectos: BIG + sanProgetto
Proyecto: Centro de negocios
Ubicación: Eni, Italia

Fuente: arq.com.mx

Tags:

Escribir un comentario


8 − 6 =